Implantación de sorgo forrajero

Predio Quevedo

El predio foco de la familia Quevedo se encuentra ubicado en el paraje Cuchilla de Guaviyú, departamento de Salto. El predio explota 915 ha, de las cuales el 97% son de Campo Natural, siendo el resto pasturas sembradas perennes y verdeos. La orientación productiva del predio es criador mixto, ganadero y ovejero.

Una de las metas de la familia es aumentar los ingresos económicos para cumplir con las obligaciones financieras y distribuir estos ingresos más homogéneamente en el año.

 

Demostración

Teniendo en cuenta esta meta, el productor  decidió implementar una demostración sobre implantación de sorgo forrajero, destinado al engorde de vacas y novillos.

Se sembró una hectárea, con 25 kg de semilla de sorgo BMR, conocido por tener mayor digestibilidad y mayor calidad global que otros sorgos comúnmente sembrados.

Se realizó análisis de suelo y se tomó la decisión de fertilizar a la siembra con 100 quilos por hectárea de fertilizante 7-40. Previo a la siembra se preparó el suelo y se aplicaron  herbicidas totales y selectivos. Además, se hicieron dos refertilizaciones con Urea, de 50 Kg/ha cada una, una al macollaje, cuando el sorgo tenía aproximadamente 6 hojas, y la otra luego del segundo pastoreo.

El pastoreo del sorgo fue en forma suplementaria al campo natural. Como el área era muy pequeña para mantener un número fijo de animales , cuándo éstos entraban al sorgo, el productor dejaba la portera abierta para que pudieran salir si lo deseaban. Una observación del productor fue que las vacas salían del sorgo solamente para tomar agua y volvían enseguida, lo que mostró su preferencia por esta pastura  . El criterio para sacar a las vacas del pastoreo del sorgo fue que éste llegara a 10-15 cm de altura aproximadamente.

 

Resultados

En total, se prepararon con esta modalidad de pastoreo  45 vacas gordas en el período de enero a marzo, usando  al sorgo como suplemento del campo natural. Esto permitió  comenzar  a sacar animales a frigorífico desde el mes de enero, siendo 20 las vacas gordas que salieron en enero, 10 en febrero y 15 en marzo, mientras que en el 2016 la totalidad de los animales  recién pudieron prepararse en marzo.

En definitiva, la tecnología implementada, con bajo costo relativo, permitió alcanzar la  meta que se había planteado la familia de poder dividir los ingresos más uniformemente en el año, percibiendo  entradas por venta de animales ya a partir de enero.

 

 

 

Implantación de sorgo forrajero

Informe final aquí. pdf